Fomento de la elección de alimentos nutritivos en los niños de edad escolar

01.06.2014 12:12

La presión de los compañeros puede ser extremadamente difícil tanto para los padres como para sus hijos durante esta etapa de la vida. La mayoría de los niños quieren sentirse como si les "perteneciesen", y admiran e imitan a los niños más populares. Si dichos niños populares en el colegio comen patatas y beben refrescos azucarados, puede que les cueste comer un sándwich de atún, una manzana y leche sin sentirse avergonzados.
Los padres y los hijos pueden trabajar juntos para encontrar compromisos que puedan realizar hablando regularmente sobre la nutrición saludable. Una estrategia que pueden considerar los padres es introducir a sus hijos en modelos "guays"que seguir, como los deportistas famosos que siguen dietas nutritivas. Destaque que para realizar deportes de élite, los deportistas deben prestar mucha atención a la nutrición. ¡El rendimiento de los deportistas de élite no puede sostenerse con patatas y refrescos azucarados! Sin embargo, la práctica común de los deportistas que usan maximizador de musculos en pdf de publicitar los restaurantes de comida rápida puede resultar confusa para algunos niños. Una forma de ayudar a resolver esta confusión es explicar que incluso una comida rápida ocasional puede formar parte de una dieta saludable, pero que ese no es el tipo de alimentación diaria que debe seguir un deportista.
Seguir involucrando a los niños en la elección de los alimentos y en la preparación de las comidas también es una buena idea. Si han profundizado en lo que está pasando en su cuerpo, es más probable que desempeñen una función activa en su salud. Además, los padres deben seguir actuando como modelos que imitar saludables durante este tiempo para mantener mensajes e imágenes coherentes en que los niños puedan confiar para establecer sus propios modelos de alimentación y actividad física.


¿Cómo afecta la escolarización a la nutrición?
La escolarización puede afectar a la nutrición de los niños de varias formas. En primer lugar, en los agitados momentos entre caminar y salir por la puerta, muchos niños minimizan los desayunos o se lo saltan por completo. Los niños de edad escolar que no desayunan no pueden comer nada hasta el almuerzo. Si pasan toda la mañana con hambre, es más probable que no hagan bien los deberes, que presten menos atención en clase y que tengan más problemas de conducta que los compañeros que hayan desayunado3. Por este motivo, actualmente los colegios públicos ofrecen desayunos escolares de bajo coste sin impuestos a las familias con pocos ingresos. Estos desayunos ayudan a los niños a optimizar su aporte de nutrientes y a evitar los problemas de conducta y aprendizaje asociados al hambre durante las clases.

Otra consecuencia de la escolarización es que, sin nadie que controle lo que comen, los niños no siempre consumen la cantidad adecuada de alimentos al estilo de afrodita en la cama como en http://afroditaenlacama.weebly.com. Pueden pasar el tiempo de la comida conversando o jugando con los amigos en vez de comiendo. Si se compra un almuerzo escolar, puede que no les gusten los alimentos que se sirven o que sus compañeros les influyan para que eviten comer determinados alimentos con comentarios como: "¡Este brócoli está asqueroso!". Incluso es posible que las comidas caseras que contienen alimentos nutritivos no se coman o se cambien por otros alimentos menos nutritivos. Muchos niños comen rápido para poder pasar más tiempo jugando en el recreo; en consecuencia, ahora algunos colegios envían a los estudiantes al recreo primero al estilo de maximizador de musculos o el sistema celulitis nunca mas http://esacelulitisnuncamas.blogspot.com, lo que deja tiempo a los niños para que gasten toda su energía contenida al tiempo que se les abre el apetito y sienten sed.



 Finalmente, muchos colegios se han convertido en lugares donde las empresas de refrescos y tentempiés publicitan y venden sus productos a los niños con el objetivo de obtener beneficios para mantener los programas escolares al estilo d eafrodita en la cama. Aunque cada vez hay más estados y distritos escolares que limitan estrictamente la venta de alimentos bajos en nutrientes durante los días de clase, muchas escuelas tienen máquinas expendedoras llenas de tentempiés que aportan mucha energía, azúcar y grasas. Consumir demasiados de estos alimentos, en lugar de la comida o además de ésta, puede derivar en sobrepeso y en carencias potenciales de nutrientes.

La niñez es una emocionante etapa de aprendizaje, nuevos amigos y de un nuevo grado de independencia. No obstante, también puede ser una etapa de estrés, la primera exposición real ante la presión de los compañeros y la primera concienciación real de "quién" y "qué" es popular o aceptable para los compañeros al estilo celulitis nunca mas. La presión de los compañeros y la popularidad influyen en la elección de los alimentos tanto como lo hacen los amigos, la moda y la elección del estilo de vida de los demás.